Algunas características del desarrollo turístico sostenible

26 Mar

Los indicadores sobre las consecuencias del turismo son contradictorios. Desde un punto de vista tenemos claros impactos positivos: creación de empleo, incremento de ingresos económicos, reducción de migraciones por falta de trabajo, mejora del nivel cultural de la población local y apertura a conocimientos más amplios y libres, intercambios culturales en ambos sentidos, de modos de vida, sensibilización de turistas y población local hacia el medio ambiente, etc. Por otra parte están sin embargo los impactos negativos, tan importantes como los anteriores: incremento en el consumo de recursos naturales (suelo, agua, energía, destrucción de paisajes), aumento de la generación de residuos y aguas fecales, cambios en los ecosistemas, introducción de especies exóticas de animales y plantas,  aumento de incendios forestales, tráfico de personas y drogas, etc.

En este sentido, son necesarios modelos de desarrollo que incorporen medidas para lograr que, como recomienda Naciones Unidas, las actividades turísticas se organicen en sintonía y equilibrio con las peculiaridades y tradiciones de las regiones y paisajes receptores, de forma que se proteja el patrimonio natural que constituyen los ecosistemas y la diversidad biológica y cultural.

Por ello,  el desarrollo del turismo ha de ser endógeno, integrado, equitativo, “glocal” y viable ecológicamente: El turismo utiliza los recursos humanos, naturales y culturales de la comunidad (desarrollo endógeno) y ha de tener entre sus principios la conservación para su uso continuado en el futuro, así como la consecución de ingresos y beneficios que se reparten ampliamente entre toda la sociedad local (desarrollo equitativo); se trata de la construcción de un modelo de desarrollo turístico en el cual las comunidades que acogen a los turistas sean protagonistas, planifiquen y gestionen el impulso del crecimiento económico derivado de la actividad turística (desarrollo integrado). La finalidad principal es la creación de ingresos sostenibles a partir de actividades turísticas que no vayan en detrimento del medio ambiente, su idiosincrasia y cultura (desarrollo social, ambiental y económicamente sostenibles), incrementando la producción turística de la zona y alejándola las grandes corporaciones, fortaleciendo el sistema productivo.   La calidad ambiental se mantiene y incluso se mejora, se consigue un elevado nivel de satisfacción de los visitantes  y visitados,  y el destino desarrolla su prestigio y atractivo.

Respecto al desarrollo glocal, y más lejos del “pensar globalmente y actuar localmente”, lo glocal constituye una oportunidad para revalorar la importancia de la dimensión local. Gran parte de los problemas futuros de la humanidad ya tienen como fondo la confrontación entre los intereses globales y los locales, y es bastante probable que lo local constituya una perspectiva básica a considerar para definir cualquier dimensión superior. En este sentido, ha sido reconocido en muchos foros turísticos internacionales, sensibilizados con el turismo responsable,  que la acción local de una comunidad turística puede ayudar y contribuir a  solucionar los principales problemas que afectan al mundo, como son la contaminación, el cambio climático, la permanencia de la pobreza, los conflictos culturales, entre muchos otros.

Anuncios

Una respuesta to “Algunas características del desarrollo turístico sostenible”

  1. Natalia Leon 10/04/2011 a 8:39 am #

    Es increíble, en mi país (Perú), son los mismos pobladores de las zonas turisticas los que no cuidan su entorno, dejan desechos en las aguas de los ríos, basura, etc. Claro, es por falta de informacion, cultura y educación por parte de los gobiernos locales, a quienes lo único que les importa es generar ingresos de los turistas, por ejemplo Machu Picchu (Cusco, Peru). De esos ingresos del turismo, pienso que nada va para los pobladores de la zona, viven en extrema pobreza, hay muchos niños mendigos, colegios en muy mal estado y sin profesores cualificados, todo lo propio de un país tercemundista.
    Antes mencionabas que la RSE tiene una larga historia. Pues es nuestros países recién en esta última década se están poniendo las pilas, aunque a pasos de tortuga, con el tema de la RSE. Nos falta muchísmo para llegar a que las empresas implanten esa cultura, y en los colegios y universidades ni siquiera se menciona el tema en los planes de estudio. Todo lo que pueda aprender de este blog y de mi proyecto final de máster, me gustaría poder poner en práctica en mi país a mediano plazo. Muchas gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: